• Giuliana Vomero

Pingüinos: grandes buceadores del Hemisferio Sur.

En el post de esta semana vamos a hablar de uno de mis animales favoritos: los Pingüinos. En mi familia siempre me preguntan "¿Por qué te gustan tantos los pingüinos, pobrecitos, si viven en el frío de la Antártida?".


Sí, es cierto, hay varias especies que se reproducen en un continente blanco, frío y ventoso, pero no son las únicas. Tenemos especies que sus colonias de reproducción son en el sur de África, Nueva Zelanda, la Patagonia, Archipiélago Galápagos, Chile y Australia. Además, son capaces de bucear grandes profundidades y hay especies, como el Pingüino de Magallanes (Spheniscus magellanicus), que migra hacia las costas de otros países, como Uruguay o Brasil.


Para mí es un grupo de animales que logró sobrevivir a un territorio que muy pocos animales pudieron, por lo que es un ejemplo de perseverancia y que toda situación se supera si seguimos adelante trabajando en comunidad.

Pingüino Penacho Amarillo (Eudyptes chrysocome), Patagonia, Chile.


Las fotografías que verán hoy en el post son el gran trabajo de Pedro Alvarez-Santullano (@pedro.wildshots), fotógrafo chileno que nos comparte sus retratos de Pingüino de Magallanes y Pingüino Penacho Amarillo. ¡Le agradecemos a Pedro por colaborar con la difusión de este grupo de aves marinas!


Como les conté, los pingüinos son un grupo de aves marinas (Familia Spheniscidae) que se encuentran únicamente en el hemisferio sur. Dependen del océano para su alimentación (peces, crustáceos, la gran mayoría) y de zonas costeras, rocosas, islas o hielo para su reproducción. Existen 18 especies de pingüinos que se distribuyen desde el Ecuador hasta la Antártida (Ancel et al., 2013).


Estos animales durante su evolución fueron capaces de convertirse en grandes buceadores y lograron establecerse en uno de los continentes con condiciones de clima más extremo: la Antártida.


¿A caso te imaginas cómo lograron todo esto? ¿Cómo hacen para no sentir frío? ¿Tienen súper poderes?

No son súper poderes, pero son casi iguales, desarrollaron “adaptaciones fisiológicas”, que les permiten vivir en un ambiente húmedo, como es el agua, y muy frío en el caso de las especies antárticas. Algunas de estas adaptaciones son:


1. La forma de su cuerpo; es como la de un torpedo, una forma hidrodinámica, que les permite ser más eficientes al nadar y bucear.

2. Sus alas adoptaron una morfología plana similar a la de un remo, por lo que pueden generar más fuerza al nadar.

Pingüino Penacho Amarillo (Izq), Pingüino de Magallanes (Der).


3. Como vimos su cuerpo es muy acorde a su movimiento en el medio acuático. Sin embargo, cuando están en tierra, su posición es erguida y sus patas son pequeñas en comparación con su cuerpo, lo que significa que gastarían mucha energía para movilizar la musculatura y poder caminar. Por ello desarrollaron el balanceo, con esta técnica, al caminar ahorran hasta un 80% de energía por lo que esta forma es más efectiva. (Griffin y Kram, 2000).

4. Tienen un denso plumaje, rígido y enganchado entre sí (hasta 4 capas de plumas en el Pingüino Emperador (Aptenodytes forsteri) el que permite atrapar el aire y que este no llegue a la piel.


5. Tienen un tejido graso muy grande que actúa como aislación y también como fuente de energía cuando tienen que pasar grandes períodos sin poder ingerir alimentos (como en los períodos de mudas de plumas y crianza de polluelos).


6. Cuando una extremidad (como aletas y patas) tiene mayor superficie, esto se traduce en una mayor pérdida de calor por estos lugares del cuerpo. Por lo tanto los pingüinos redujeron sus extremidades para perder menos calor por ellas.


7. Su plumaje es impermeable, es decir resiste al agua y no se “moja”.


8. Presentan comportamientos sociales que le permiten disminuir la perdida de calor. Uno de estos comportamientos es el que presenta el Pingüino Emperador, los cuales forman un gran círculo en donde los jóvenes se colocan al centro y los adultos en el exterior de espaldas al viento. Una vez en este círculo, los adultos comienzan a rotar en constante movimiento para intercambiar su posición alternando entre el centro y la zona expuesta. De esta manera, el calor de cada cuerpo se pierde en menor velocidad que si estuvieran expuestos al ambiente. ¿No son ídolos? Este movimiento se puede ver en el siguiente video:


En cuanto a su reproducción, existe un rumor popular que dice ¨los pingüinos tienen una pareja única en toda su vida¨ ¿Qué tan cierto es esto?

Los pingüinos se reproducen en las colonias de reproducción las cuales se ubican en las zonas costeras, rocosas, islas o en el mismo hielo Antártico. Estos se dirigen siempre al mismo lugar para reproducirse. Llegan a las colonias luego del período de migración cuyo objetivo fue la búsqueda de alimento. El ciclo reproductivo se puede dividir en tres fases: a) período de llegar a la colonia, buscar pareja, comenzar el cortejo y apareamiento; b) incubación del huevo y búsqueda de alimento; por último c) el período de crianza del polluelo.

Juvenil y polluelo de Pingüino de Magallanes (Izq, Sup Der), Colonia Pingüino Penacho Amarillo (Der).


Son monógamos, es decir tienen una única pareja por ciclo reproductivo. Pero ¿cuál es la probabilidad que al próximo año se encuentren con la misma pareja del año anterior? Estudios han revelado que hasta en un 80% de las especies de pingüino hay una alta probabilidad de que el próximo año la misma pareja se vuelva a encontrar en su nido. Sin embargo, en los Pingüinos Emperadores, se afirma que solo un 14,6% de las parejas se volvieron a reformar al año consecutivo, y solo un 4,9% en el tercer año (Ancel et al., 2013; Millar, 2016). En este video que les dejo, podrán observar cómo los Pingüinos Papúa (Pygoscelis papua) construyen sus nidos y encuentran a su pareja.

Los pingüinos pueden empollar entre uno y dos huevos. Para ello hay especies que utilizan sus nidos o empollan y protegen a sus crías en una cavidad que se encuentra entre sus patas. El plumaje de los polluelos no es resistente al agua, por lo tanto, cuando mudan su plumaje a uno de estado juvenil, sus plumas son resistentes al agua y comienza su independencia.


Les recomiendo ver estos dos videos en donde se pueden ver la relación con sus crías y cómo se diferencian los lugares en donde se establecen las colonias de los Pingüinos Rey (Aptenodytes patagonicus) y Emperador (los videos son inglés, pero en configuraciones pueden poner subtítulos).


El período de cambio de plumaje, lo realizan todos los pingüinos luego del periodo reproductivo. En esta oportunidad los pingüinos son muy vulnerables, ya que al estar cambiando las plumas, ya no son resistentes al agua, por lo que no pueden ingresar al mar y deben subsistir con su reserva de grasas. Por lo que son muy susceptibles a la depredación o cambios climatológicos en el ambiente.


Si bien esta familia de aves es muy carismática, existen diversas amenazas que durante la historia han tenido un impacto en las poblaciones, como ser la sobreexplotación de recursos que forman parte de su dieta, la perturbación costera, derrames de petróleo (ya que perjudica su plumaje impermeable), pesca accidental y el turismo. En cuanto al cambio climático, hay autores que sostienen que todavía no existe la evidencia necesaria para saber de qué forma puede afectar directamente el cambio climático a ellos, se especula que podría afectar en la búsqueda de alimento, la sobrevivencia de las crías y el desplazamiento espacial, es decir podrían empezar a dirigirse a otros lugares para reproducirse (Borboroglu & Boersma, 2013; Ancel et al., 2013, Trathan et al., 2015).

Pingüino Penacho Amarillo


Si se quedaron con ganas de saber más, les recomiendo esta infografía de “El Mercurio”, realizada por una investigadora de la Pontificia Universidad Católica de Chile: Juliana Vianna. Y para los más chiquitos de la casa, les dejo una manualidad para que se diviertan haciendo las distintas especies de pingüinos que vimos (video aquí).

Como siempre me pueden dejar sus reflexiones, dudas al mail gvbiologiamarina@gmail.com.

Y nos vemos el domingo con una nueva sección del Blog!!!



La Info que usamos para hacer esta columna:


Ancel, A., Beaulieu, M., & Gilbert, C. (2013). The different breeding strategies of penguins: a review. Comptes Rendus Biologies, 336(1), 1-12.


Borboroglu, P. G. & Boersma, P. D. (Eds.). (2013). Penguins: natural history and conservation. University of Washington Press.

Griffin, T. M. & Kram, R. (2000). Penguin waddling is not wasteful. Nature, 408:929-929.

Millar C., (2016). Pinguins. The University of Auckland, BIOSCI 100 Course: “Antarctica The Frozen Continent”.

Trathan, P. N., García‐Borboroglu, P., Boersma, D., Bost, C. A., Crawford, R. J., Crossin, G. T, Cuthbert, R. J., Dann, P., Davis, L. S., De La Puente, S., Ellenberg, U., Lynch, H. J., Mattern, T., Putz, K., Seddon, P. J., Trivelpiece, W. & Wienecke, B.. (2015). Pollution, habitat loss, fishing, and climate change as critical threats to penguins. Conservation Biology, 29:31-41. doi:10.1111/cobi.12349

70 vistas0 comentarios

SÍGUENOS  

  • Negro Facebook Icono
  • Black Instagram Icon
  • Icono negro LinkedIn

© 2023 by The Mountain Man. Proudly created with Wix.com